world_of_warcraft_14048349344

¿Quién no firmaría una vida laboral como la de Chris Metzen? El vicepresidente de historia y desarrollo de franquicias en Blizzard Entertainment se retira a los 42 años tras una carrera plagada de éxitos en el universo de los videojuegos y más de 20 años de fidelidad a la compañía de California.

El legado que Metzen deja a su paso es sencillamente glorioso. Ha participado activamente en la creación de títulos tan ilustres como Warcraft, Diablo y Starcraft… ahí es nada. Ha sido diseñador, guionista e incluso actor de doblaje en algunos de los juegos más importantes de la industria. Ahora el genio de Blizzard anuncia su “retiro” porque quiere dedicarse por completo a su familia sin estar inmerso en ningún proyecto laboral.

Según él mismo ha confesado en alguna ocasión, con apenas 20 años llegaba a Blizzard -en aquella época Chaos Studios – desconociendo que se trataba de una compañía que desarrollaba videojuegos. Metzen creía que se trataba simplemente de un estudio de diseño gráfico. Posiblemente ese ligero error fue lo más positivo que le sucedió tanto a él como a la compañía.

Nada más llegar, en 1994, participó en la documentación y las ilustraciones de Warcraft: Orcs and Humans y apenas un año después se convirtió en el diseñador y guionista de Warcraft II: Tides of Darkness. En 1996, junto con su compañero Bill Roper, creó el universo ficticio de la serie Diablo, en la que también le puso voz a alguno de los personajes.

En 1998 y ya como diseñador jefe emprendió uno de sus trabajos más importantes, Starcraft. Junto con James Phinney creó el guion y diseñó el universo de este juego de estrategia de ciencia ficción, en el que también participa como actor de doblaje.

Posteriormente, Metzen trabajaría como guionista en Diablo II y como director creativo en Warcraft III: Reign of Chaos y Overwatch, contribuyendo también activamente al desarrollo de World of Warcraft. El polifacético diseñador también se dio el lujo de participar con un cameo en la película Warcraft: el origen que llegaba a nuestras pantallas en junio de este año.

Metzen preparando su cameo en Warcraft

La importancia de Metzen en esta industria va mucho más allá de su trabajo en Blizzard. Títulos como Starcraft llevaron un paso más lejos el mundo de los videojuegos al convertirse en uno de los juegos en línea más populares del planeta. Millones de jugadores surgieron en poco tiempo y en algunos países como Corea del Sur se convirtió en un fenómeno de masas y, prácticamente, en el deporte nacional. Con ello comenzaron a aparecer jugadores profesionales que labraron una brillante y productiva carrera en esta industria, gracias a sus premios y los patrocinios. El fenómeno se extendió por todo el mundo y aunque Asia sigue siendo su principal mercado profesional, también surgieron grandes figuras en Europa como el francés Bertrand “ElkY” Grospellier -hoy también profesional de póker- que se hizo un hueco entre los mejores del mundo.

El fenómeno llegó a las plataformas de streaming y hoy los mencionados videojuegos, que saltaron a la fama de la mano de Metzen, triunfan a lo grande en Twitch y son seguidos en vivo por millones de usuarios de esta plataforma.

La popularidad de juegos como Starcraft ha logrado que incluso se convirtiera puntualmente en tema de un curso aeroespacial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos para adiestrar a los estudiantes en tácticas de batalla.

Aunque aún no hay fecha concreta, habrá que lamentar la partida de Chris Metzen de este mundo de fantasía. Sin duda se le va a echar de menos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de las mismas. Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.