Parece ser que la relación entre el software ofrecido por NVIDIA para controlar sus gráficas y Windows 10 pasa por una fase intempestiva que está dando más de un quebradero de cabeza a los chicos de Santa Clara, tal y como atestiguan las numerosas actualizaciones de drivers que los usuarios han recibido en los últimos dos meses.

NVIDIA nos tiene acostumbrados a que cada actualización iba dirigida a optimizar los distintos juegos que iban saliendo al mercado y así sacar el máximo rendimiento de sus productos, pero en este caso sorprende orientando la nueva versión de estos drivers a mejorar principalmente la seguridad.

El principal cambio es la modificación de un error en el registro que podría llegar a conceder permisos de administrador a programas maliciosos ejecutados en Windows 7 y Windows 8.

Entre otros cambios, encontramos la desactivación de la modalidad SLI en Titanfall 2 y algunos problemas encontrados al reproducir 2 vídeos o más de Youtube en Chrome.

Más información en: www.nvidia.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de las mismas. Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.